Sistema Inmunitario III.

A través de esta tercera parte vamos a ver cuál es el Sentido Evolutivo del Sistema Inmunitario, la Asertividad y Abordaje de Terapia Floral.

Siguiendo con el sistema Larimar para el sistema inmunitario como no mencionar la esencia Acebuche (olivo silvestre), tal y como nos indica Raquel Cabo, creadora de este sistema de esencias: “es un árbol de prosperidad que simboliza la luz”… “la energía de la vida fluye en mí”.

Acebuche nos conecta con nuestra naturaleza divina cuyo efecto reanima y fortalece nuestro sistema inmune, interactuando además con el sistema linfático. Sea cual sea la circunstancia la luz siempre recobrará mi energía, la fuerza, el vigor y movimiento.

Asimismo esta esencia trabaja desbloqueando la no expresión (chacra garganta) de aquello que no se dice; por mi experiencia actúa con una rapidez sorprendente, tanto en este sentido como en el anteriormente mencionado. Prosiguiendo con mi práctica personal te muestra además “para que no decías lo que ahora sí has dicho” y “cómo lo dices”, de modo que si tu base de personalidad es de tener carácter y por lo tanto sale con fuerza ese cúmulo de temas dejados de lado podemos combinarla con otra esencia (tema que de ser necesario ajustaremos según el caso en particular). Para esta muestra de personalidad activo-vigorosa por ejemplo podríamos tener en cuenta la esencia Zarzamora de este mismo sistema, ya que parte de su signatura está indicada para personalidades que están a la defensiva, con tendencia a reaccionar enojadas ante otras opiniones.

El Sentido Evolutivo del Sistema Inmunitario

Hace un par de años más o menos, siendo de esas veces que te llega a la mente algún que otro tipo de reseña y lo anotas… decía algo así:

Para que haya Paz en el mundo tiene que haber Paz en el Alma,

La tierra expresa las desavenencias de los humanos.

Si entras en el juego de la guerra te conviertes en tu “enemigo”

Si tienes Paz nada ni nadie puede dañarte.

Si reflexionamos un poco sobre su significado podríamos decir: ¿Qué entendemos cómo Paz? ¿Cómo podemos relacionarlo con el sistema inmunitario?

El significado de la palabra Paz tal y como nos indica el diccionario resumidamente dice lo siguiente: “Situación o estado en el que no hay guerra ni luchas entre dos o más partes enfrentadas”. Es decir, representa la ausencia de hostilidades que pueden darse entre países, en el interior de un país, o en el estado de serenidad y armonía que puede darse con uno mismo y con su entorno.

El sistema inmunitario podríamos decir que funciona mejor o peor según como gestionamos a nuestra tropa de guardianes internos. Si somos ASERTIVOS tanto con nosotros mismos como con los demás este supuesto ejército podrá, más que reaccionar enfurecido, combatir desde una perspectiva mucho más evolucionada que en épocas inmemorables y no tan lejanas. Sin olvidar que esas discusiones continuadas que vemos entre políticos (que ni en el patio de los colegios se pelean tanto…) y entre países es un reflejo de la manera que en general tenemos de funcionar en nuestras situaciones personales.

El significado de ser o no asertivo se refiere a la Relación/Comunicación. Cómo defiendo mis ideas, gustos, deseos y necesidades, respetando los propios límites y los de los demás,  o si lo hago a modo de personalidad pasivo-estática, o por el contrario al estilo de personalidad activo-agresiva.

Es decir, no se trata de no defender los propios derechos si no de  gestionar la modalidad y abandonar las emociones, actitudes y represiones tóxicas tanto hacia uno mismo como hacia los demás. ¡Eh ahí el sentido evolutivo que desde mi punto de vista podría tener!

Veamos a continuación las características principales que definen el pensamiento y actitud en el procedimiento asertivo:

Comunicación fluida y con seguridad.

Postura relajada, con contacto ocular pero no desafiante.

Capacidad para hablar de los propios gustos e intereses.

Aceptación de los errores que se viven como un mero aprendizaje, sin caer en sentimientos de culpa ni de frustración.

Debatir con equilibrio,  sin agresividad ni entrando en discusiones violentas.

Saber decir “NO” siguiendo las propias necesidades.

Derechos asertivos fundamentales:

Derecho a instituir las propias prioridades y decisiones.

Derecho a equivocarse y a cambiar de opinión.

Derecho a reconocer y complacerse de los propios logros.

Derecho al respeto y a la dignidad.

Derecho a estar enfadado sin quebrantar los derechos de los demás.

Derecho a estar fatigado.

Derecho a rehusar peticiones sin sentimientos de culpabilidad.

Derecho a solicitar algo a sabiendas de que el otro tiene derecho a decir no.

Derecho a ser feliz.

Asertividad y Abordaje de Terapia Floral

La mayoría de sistemas florales nos proveen de esencias relacionadas con todos y cada uno de los aspectos para trabajar el desarrollo de la asertividad así como de la empatía (habilidad/capacidad para respetar los derechos, sentimientos y opiniones de los demás); para describirlas todas necesitaríamos algo más que un artículo, es por ello que a continuación os indicaré algunos ejemplos del SEF de California (sistema floral creado por Patricia Kaminski y Richard Katz) y seguidamente esencias de Bach relacionadas además con la biodescodificación que vemos en el artículo Sistema Inmunitario primera parte.

La esencia Snapdragon del sistema de California, es adecuada para personas que tienen conflictos en la comunicación porque discuten utilizando la palabra de forma demoledora. Suelen tener problemas mandibulares, algunos casos de laringitis e infecciones de labio y  garganta, así como también se puede tener en cuenta para lesiones cerebrales que afectan el habla. Son personas que gritan, utilizan la palabra con agresividad y hostilidad verbal, también adecuada para aquellos que muerden para atacar o defenderse de otros.

Por otro lado, tenemos la esencia Caléndula de este mismo sistema floral que actúa también en la línea de la anterior siendo adecuada en la comunicación hiriente. Para personas que critican frecuentemente y utilizan palabras tajantes y afiladas. Es adecuada además para personas que escuchan de forma superficial, egocéntricas,  que hablan continuamente de sí mismas sin mostrar ningún tipo de interés por la situación de la otra persona. A nivel físico se utiliza para úlceras en la boca, llagas, problemas de las encías, fístulas, cicatrización de heridas, para desinflamar, antiséptica, y como coadyuvante en casos de eczemas, escaldaduras e inflamaciones ganglionares. Sin lugar a dudas una vez más podemos observar cómo el cuerpo se expresa/somatiza en base a una determinada forma de actuar. La toma de la esencia desarrolla la empatía, la compasión hacia el prójimo, sensibilidad, tolerancia, transforma la modalidad en la comunicación.

Siguiendo con la comunicación pero en otro sentido distinto, la esencia Trumpet Vine está relacionada con la calidad de voz y expresión cuando nos comunicamos. Nos aporta claridad y facilidad, elimina el nerviosismo y la vergüenza al hablar, facilita la asertividad y la expresión de lo que se desea decir.

Es adecuada para personas que no saben cómo decir las cosas, que temen expresarse mal o cometer errores cuando explican algo. Se suelen sentir apocadas e inseguras para decir lo que sienten o expresar su valía y conocimientos; en mi opinión esta situación puede llevar en muchos casos a un bloqueo para su evolución tanto personal como profesional. Para trastornos en el habla, como por ejemplo la tartamudez.

Esta esencia floral aporta vivacidad, energía, vitalidad y dinamismo al hablar,  y algo muy importante que se refiere a la capacidad para proyectar nuestro pensamiento regido por los propios deseos y sabiduría personal.

A continuación os detallo esencias de Bach relacionadas con la capacidad de ser asertivo, y que por ello también se pueden tener en cuenta para colaborar en la mejora del sistema inmunitario, por supuesto sin perder de vista el caso concreto y su relación con personalidad pasiva o por el contrario con personalidad activa.

Mimulus: Miedos concretos, timidez, personas reservadas, necesitan sentirse protegidas y les cuesta salir de su “zona de confort” aunque ello pueda conllevar a renunciar a la realización de sus verdaderos propósitos.

Cherry Plum: Miedo a perder el control, miedo a volverse loco, descontroles físicos, emocionales, verbales y conductuales. Sienten en su interior como una especie de «bomba» que está a punto de estallar.

Cuando se necesita tomar la esencia Cherry Plum, en su lugar suelo recomendar el Rescue Remedy de Bach ya que esta fórmula de rescate ya lleva incluida esta esencia más otras que en su conjunto permitirán un equilibrio mucho más completo de la situación.

Cerato: Falta de confianza en uno mismo. Buscan continuamente el consejo de los demás. Necesitan ver para creer. Personas que no utilizan su intuición. Precisan mirar más hacia dentro para conocerse y saber cuál es su verdadero potencial, de manera que puedan llevar a cabo su propia tarea personal.

Heather: Personas que hablan de forma desmesurada, para el egocentrismo, falta de escucha, interés excesivo personal.

Centaury: Personas débiles de voluntad que anteponen las necesidades de los demás a sus propios proyectos o intereses. Sumisión. No saber decir NO!

Walnut: Dificultades para adaptarse a los cambios y situaciones nuevas. Personas que pueden saber lo que quieren pero son fácilmente influenciables y se dejan llevar por la opinión de los demás, situación que les lleva a apartarse de sus propias ideas y propósitos personales. Dependencias e inseguridad. La toma de la esencia aporta la protección necesaria ante las influencias externas de manera que la persona pueda seguir la dirección de aquello que quiere y necesite llevar a cabo.

Holly: Estados de celos, rabia, odio. Sentimientos de venganza. Adecuada para las distintas formas de irritación. La toma de la esencia se utiliza para eliminar la ira que en muchos casos, después de las tomas, sale y se expresa para ser reconocida y limpiada. Es además una esencia catalizadora para personalidades activas así como también para casos de ira reprimida y no expresada (lo cual suele llevar a desajustes psíquicos y a numerosas enfermedades). En algunos casos recomiendo combinarla con el Rescue Remedy de Bach y de ser necesario con otras esencias relacionadas con el caso en particular.

Larch: Sentimientos de inferioridad, anticipación al fracaso. Tal y como nos indica Edward Bach: «Para aquellos que no se consideran a sí mismos tan buenos o tan capaces como aquellos que están a su alrededor, aquellos que tienen expectativa de fracaso y sienten que nunca tendrán éxito de forma que, en consecuencia, no se atreven a hacer un esfuerzo lo suficientemente poderoso como para conseguirlo».

Pine: Sentimientos de culpa, auto reproches, auto sabotaje. Adecuada para todo patrón consciente o subconsciente (con suma frecuencia) de no merecimiento.

Willow: Amargura, rencor y resentimiento. Actitud de “pobre de mí”, personas quejosas. El  aprendizaje radica en el desarrollo de la capacidad de asumir la responsabilidad de la propia vida de manera positiva, así como también la capacidad de perdonar.

Elm: Para personas muy propensas al estrés y que se sienten agobiadas, abrumadas por las responsabilidades. Adecuada para la aceptación de los propios límites y recuperar la energía.

Beech: Es el remedio para la intolerancia. Personas hipercríticas, que juzgan sin concesiones. Para describir la idea sobre el aprendizaje al que se refiere esta esencia os indico la siguiente afirmación: Acepto la vida con sus “imperfecciones”, soy indulgente, veo y aprecio lo bueno en los demás. Tengo en cuenta que cada ser trabaja su perfección en base a su propia naturaleza.

Para ultimar esta línea de artículos sobre el Sistema Inmunitario me gustaría dejar abierta unas cuestiones para la reflexión, para aquellos/as lectores/as que deseen realizarla, sobre la descodificación biológica (por supuesto analizando desde este punto de vista de la biodescodificación) que podría tener la situación actual también con relación a la “famosa mascarilla” que llevamos puesta teniendo en cuenta que podríamos describirla como una especie de “bozal” que tapa la boca/comunicación: ¿Para qué no digamos? ¿A quién no le interesa lo que podamos decir? ¿Para aprender a hablar con mayor claridad de modo que se capten nuestras ideas? ¿Para desarrollar la escucha activa cuando nos habla el prójimo? ¿Para comunicarnos de forma ASERTIVA? ¿Para desarrollar la capacidad de expresar y dar a conocer en nuestro entorno o a nivel colectivo quienes somos de verdad y lo que queremos?…

Autora: Mónica Frasno

Información Cursos de Flores de Bach y Sistemas Florales (Click Aquí)

Información y Temarios Curso terapeuta en Psicodescodificación (Click Aquí)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>